JUEVES 08 de Diciembre de 2022
 
 
Compartir
Twittear
Liga Cultural de Fútbol 

Bernasconi acertó en los penales y es el nuevo campeón

Tras perder 4-1 con All Boys, Unión Deportiva Bernasconi -había ganado 3-0 en la ida- logró una histórica consagración como campeón de la Liga Cultural de Fútbol al imponerse 5-4 en la definición por penales y cortar así la racha de títulos consecutivos -6- del ‘Auriazul‘.

Fue claramente más el dueño de casa, pero se topó, como le sucedió en los penales, con un brillante Maximiliano Castaño, figura indiscutible de la noche aun habiendo recibido cuatro goles. Y es que pese a este dato estadístico, su participación en el juego fue vital para evitar que All Boys consiguiera una diferencia mayor primero y para forzar la expulsión del hombre más peligroso del local en el área, Jerónimo Gutiérrez.

Ya fue dicho, todo fue de All Boys, que gozó de un inspirado Cristian Canuhé, bien secundado por Gastón Palma, un movedizo Giuliano Guinchinao y el punzante Gutiérrez arriba para generar situaciones de gol desde el vamos, algo para lo que también contribuyó la predisposición al ataque de sus laterales.

Se suponía que el equipo de Santa María plantearía ese partido, y quedaba abierta la posibilidad de sufriera alguna contra en esa apuesta. Nada de eso: un batallador Vassallo y los correctos Portillo e Ihitsagué se encargaron de ganar siempre y desarticular así cualquier opción visitante.

Tras un aviso de Guinchinao a los 8’ -primera intervención de Castaño- el ganador/perdedor se puso en ventaja a los 9’ cuando Gutiérrez recibió en el área, se hizo el espacio justo y derrotó al arquero por única vez en la noche. 

El gol fue, claro, un empujón anímico para el dueño de casa, que siguió yendo y llegando pero, invariablemente, topándose con la figura de Castaño como sucedió a los 15’ (Alvarez), 22’, ’35 y 44’ (Gutiérrez).

Bernasconi, por su parte, tuvo apenas una, y fue producto de una desinteligencia entre Roston -a mitad de camino- y Portillo, pero la rápida reacción de ambos terminó impidiendo que Lucero definiera cómodo y la pelota terminó en el corner.

En el complemento el asedio al arco siguió, lo mismo que las respuestas de Castaño. En este ítem debe contarse, incluso, una simulación o exageración ante una entrada de Gutiérrez: sabiéndolo amonestado, logró que el árbitro le mostrara la segunda amarilla y dejara a All Boys con 10.

Iban 58’ y el panorama se volvió inmejorable para el nuevo campeón, porque a los 63’, en una contra Roston le desarticuló un gol a Lucero pero no pudo evitar que Nicolás Sereno Lezcano lo ajusticiara luego, tras un pase del propio ‘Jere‘, quien se encontró con la pelota tras el rebote del uno local.

Se instaló luego la sensación de que el partido cambió de dueño por unos instantes. Es que, cansado por el esfuerzo y con defensores que jugaban de delanteros, All Boys dejó espacios que fueron bien usufructuados por los atacantes de la Verde. Pero entonces aparecieron las respuestas individuales de los alboyenses -Roston, clave- para aguar una y otra chance.

Y de tanto ir, All Boys tuvo su premio a los 75’, cuando Giuliano Guinchinao cabeceó al gol un preciso centro de Canuhé y lo puso 2-1. Claro, faltaba poco (tiempo) y mucho (goles). Pero entonces, Gastón Palma frotó la lámpara y clavó un tremendo zapatazo desde 35 metros al ángulo derecho para dejar la distancia a un gol a los 80’.

Sabedor de finales épicos, el equipo de Santa María redobló los esfuerzos y así, 10 contra 11, metió en su campo a su rival hasta que llegó lo que parecía imposible cuando ya parecía imposible. Iban 98’, Montero -incansable- ganó una vez más y metió el centro al medio, para la entrada de Mirko Parassole y Vassallo. 

Ninguno cabeceó, pero en el movimiento complicaron la salida de Castaño, la pelota rebotó y le quedó mansita, soñada, a Parassole a un metro del arco y con todo a su disposición para que el juvenil decretara el 4-1 y desatara la locura de su gente, forzando los penales.

Pero allí, otra vez, la ilusión alboyense de retener la corona se topó con Castaño -atajó el segundo penal, a Canuhé- y la eficacia de Juan Ramírez, Federico Alzamendi, Luis Guiiñazú, Adrián Sandoval y Jeremías Lucero y el título viajó para Bernasconi.

Agencia Santa Rosa

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.