SÁBADO 20 de Julio de 2024
 
 
Compartir
Twittear
Unión por la Patria irá por el DNU 

Ariel Rauschenberger: “Desde el gobierno nacional están bastardeando al Congreso”

El diputado nacional Ariel Rauschenberger (Unión por La Patria - La Pampa) reveló que durante el tratamiento de la Ley Ómnibus “hablamos mucho con otros bloques para que varios incisos no se aprueben”. Además consideró que el presidente de la Nación “no cree en la división de poderes”.

El ex ministro del gobierno provincial sostuvo que “la caída de la Ley Ómnibus fue algo que veníamos viendo, entre el DNU y esta iniciativa había un montón de temas, pero ninguno era en beneficio de la gente, sino todas las medidas en favor de las grandes corporaciones económicas”.
“No quisieron que los involucrados vinieran a exponer a las comisiones, mandaron el proyecto a la menor cantidad de comisiones posibles porque la idea del gobierno y sus aliados era que saliera lo antes posible. Llegaron a un dictamen que resultó siendo “trucho”, que tuvieron que cambiarlos y una aprobación en general con muchas disidencias, lo que ponía de relieve que había muchos legisladores que no estaban de acuerdo con un montón de propuestas que planteaba la ley”, recalcó.
Rauschenberger contó que “lo que ocurrió dejó en claro que el Gobierno no logró consensos, porque ellos no dialogan, no acuerdan y tampoco tenían los votos. Hablamos mucho con integrantes de otros bloques para que varios incisos no se aprueben, como el caso de la “Zona Fría”, donde nos querían sacar el subsidio que hace que los pampeanos paguemos el 50 por ciento de la tarifa. Logramos que no fuera así, lo que nos reconforta porque pudimos cumplir con el mandato que nos dio la gente de la provincia, en cuanto a que la defendamos”.
Subrayó que “en el capítulo de la privatizaciones pusieron de manifiesto la mayor muestra de impericia, hasta que (Miguel) Pichetto les dice que iban a seguir perdiendo, por lo que llamaron a un cuarto intermedio y cuando volvimos a sesionar mandaron el proyecto a comisión, con lo cual todo quedó en foja cero. Creo que desconocían el reglamento y por eso no negociaron para que obtener al menos algunos de los artículos, porque evidentemente no tenían los votos”.
“Lo que ocurrió en Diputados fue un triunfo de la democracia, de la división de poderes”, destacó.

A partir de esta situación ¿cómo cree que va a seguir la relación política entre oficialismo, “dialoguistas” y opositores?

Lo primero que creo es que esta ley caerá en letra muerta, no me parece que estén interesados en rediscutir el proyecto, salvo que decidan dividir el contenido presentando proyectos ley por ley, que me parece que sería lo adecuado.
El Presidente nunca se mostró a favor de la Democracia, no le gusta la división de poderes y la Ley Ómnibus era una reforma constitucional encubierta. A él le gusta gobernar por decreto y esa puede ser una alternativa, porque hay que decir, de paso, en el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/23 sigue vigente.
Espero el que gobierno nacional reflexione, que entienda que la gente lo votó porque quería un cambio y eso está bien, el problema es que el Presidente se equivoca al desconocer al Congreso, a plantear que es todo o nada y creer que tiene el poder absoluto.
Todos queremos que a la Argentina le vaya mejor, pero eso se logra con consensos y con acuerdos políticos, pero eso nunca se va a lograr atropellando y agrediendo a los que no piensan igual que ellos.

¿Se imagina a un Milei cambiando su postura en cuanto a la relación con el resto del arco político?

La única certeza que tengo es que hay una gran incertidumbre, no se cómo va reaccionar el Presidente ante cada situación que se vaya produciendo a lo largo de la gestión. Creo que el presidente debería twuittear menos y gobernar más, porque la campaña ya terminó.
Me parece que Javier Milei tiene que dejarse ayudar, y lo veo difícil, porque en lugar de entender que la estrategia parlamentaria le falló y corregir a partir del error, salió a redoblar la apuesta agrediendo y maltratando a gobernadores y legisladores que, incluso, lo habían acompañado en la aprobación de la ley en general. Lo que vemos, no tiene una explicación lógica.

¿Lo logrado la semana pasada en el Congreso, fortalece el rol legislativo de Unión por la Patria?

Desde el primer momento Unión por la Patria se mantuvo unido, nos opusimos a la ley porque entendíamos que era muy perjudicial para los argentinos y logramos que los diferentes sectores pudieran expresarse en las comisiones, lo que hizo que muchos otros legisladores tomaran conciencia de lo que se estaba planteando.
Todo ese trabajo político y de diálogo nos fue fortaleciendo, de hecho coincido con lo que dijo nuestro presidente de bloque (Germán Martínez), quien expresó que mucho de lo fueron logrando los “dialoguistas” se basaba en los 99 votos de Unión por la Patria.
A diferencia de lo que hizo el Gobierno, nosotros sí hablamos mucho con los legisladores de otros bloques, no con funcionarios del Ejecutivo, porque nunca nos consideraron, de hecho, nunca tuvimos nosotros el dictamen final, no se sabía qué es lo que se estaba votando. Eso es para que se tome una idea de la desproligidad que tuvo todo esto.
Todo lo ocurrido me dio vergüenza ajena, siento que desde el Gobierno están bastardeando al Congreso. Nosotros fuimos coherentes desde el minuto cero, y ahora estamos trabajando con el resto de los bloques de la oposición para ver si logramos los votos para rechazar el DNU, que genera muchos efectos negativos, fundamentalmente en los bolsillos de la gente.
 

En el Senado no lograron que se llame a sesión para tratar el DNU. ¿Puede pasar lo mismo en Diputados?

El oficialismo va a buscar todos los artilugios para obstaculizar su tratamiento porque saben que no tienen los votos para aprobarlo, de hecho hay más oposición que a la Ley ÓmnIbus. Hamos hablado con muchos legisladores y existe una postura mayoritaria para rechazarlo, porque además los más notables constitucionalista han dicho que es inconstitucional por donde se lo analice, lo planean inclusive aquellos abogados afines al Gobierno.
Ahora tendremos que ver si podemos juntar las voluntades para que sea tratado.
 

¿Usted cree que puede haber sectores políticos que no quieran quedar “pegados” a Unión por la Patria en una votación?

No sé. Yo creo que debemos dejar de hablar de lo sectorial y analizar que es lo mejor para el país, en que cosas podemos mejorar y cómo podemos hacer para salir adelante, sobre todo por la gente que la está pasando mal.
Cada sector tiene una representación política y tiene que defender un mandato popular, y cuando hay los intereses de la sociedad se ven afectados hay que dejar de lado las ideologías y los partidos, pensando en el bien común.
A mí me votaron para defender a La Pampa y así lo vamos a hacer, porque nuestra provincia está por encima de cualquier interés partidario.
 

 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.