MARTES 07 de Febrero de 2023
 
 
Compartir
Twittear
 

Actividad física en el verano

Durante el verano nos predisponemos favorablemente para la práctica de actividades físicas, ya sea recreativas o de entrenamiento. También en esta época los chicos aumentan su participación en actividades al aire libre (concurrencia a clubes, colonias, etc.), lo que genera mayor exposición de estos a factores que pueden afectar su estado de salud.

Recordemos que el organismo humano cuenta con un elemento fundamental que regula el calor corporal: la transpiración. Si alteramos este proceso, bloqueándolo, podemos llegar a sufrir episodios desagradables como mareos, desmayos y hasta el mismísimo síndrome del golpe de calor, considerado una emergencia médica.

Es una falacia pensar que algunas prendas ajustadas o de lycra hacen adelgazar, muy por el contrario, pueden llevar a desencadenar situaciones lamentables.

La actividad física es altamente positiva y saludable para el cuerpo humano, pero hay ciertos riesgos que hay que tener en cuenta.

El golpe de calor es una situación muy temida entre los deportistas, ya que supone un estado grave de deshidratación.

Este fenómeno se produce cuando se hace ejercicio intenso con un calor y una humedad excesivas sin adecuada reposición de líquidos, lo que provoca un aumento de la temperatura corporal debido a un fallo en la termorregulación (se deja de sudar) y un trastorno hidroelectrolítico por la pérdida de agua y sales minerales.

A diferencia de la insolación el golpe de calor no es causado por la exposición al sol sino por un calor sofocante y una humedad excesiva en el ambiente.

El golpe de calor puede sobrevenirle a cualquier persona en cualquier situación, pero las posibilidades aumentan cuando se práctica ejercicio en un ambiente caluroso y no se asegura una buena hidratación.

Los síntomas, similares a los de la insolación, son los siguientes:
-Aumento de la temperatura corporal (39º o más)
-Piel enrojecida, caliente y sin sudor.
-Aumento de la frecuencia cardíaca.
-Mareo y náuseas.
-Gran sensación de sed.
-Calambres, sensación de desfallecimiento.
-Dolor de cabeza punzante y pérdida del conocimiento, en cuyo caso hay que acudir urgentemente a un centro de salud.

Si se comienza a notar estos síntomas se debe abandonar la actividad física, buscar un lugar fresco e intentar reponer líquidos (agua, una bebida isotónica) al tiempo que se debe humedecer el cuerpo con una toalla húmeda. Si los síntomas persisten consultar al médico sin demoras.

Reglas fundamentales

1. Hidrátarse - Además de beber mucho líquido durante el ejercicio, en verano hay que tomar medio litro de agua dos horas antes de comenzar a hacer deporte. Y volver a hidratarse después. El deportista debe beber sin sed. ¿Lo mejor? Agua y bebidas isotónicas para deportistas.

2. Cambiar de horario - En verano evitar hacer deporte en las horas centrales del día y, sobre todo, exponerse directamente al sol. La mejor hora es por la mañana temprano o por la tarde noche.

3. Lugar adecuado - Cuando hace mucho calor evitar hacer deporte en lugares cerrados o con mala ventilación. Si vas a un gimnasio, asegúrate de que tengan una buena ventilación.

4. Bajar la intensidad - En verano es mejor bajar el ritmo del entrenamiento o escoger actividades de medio o bajo impacto para evitar los esfuerzos excesivos.. Además, se debe hacer más descansos durante la actividad física y entre tus días de entrenamiento.

5. Evitar el sol directo - También se debe evitar las horas de máximo sol (entre las 11 y las 4 de la tarde) y tenemos que protegernos con gorra, camiseta y crema solar.

6. No a las comidas pesadas - Comer al menos tres horas antes de hacer ejercicio y no hacer comidas copiosas cuando se vaya a hacer deporte. Pero no arriesgarse a hacer ejercicio sin haber comido bien, una ensalada o una fruta son muy habituales en verano pero pueden no ser suficientes para alguien que va a entrenar. En verano se deben aumentar las verduras y frutas frescas para hidratar el organismo.

7. Usar ropa transpirable y protectores - Cuando hace mucho calor es importante utilizar ropa deportiva ligera y transpirable. Si se hace deporte al aire libre se debe utilizar gorra y protector solar.
 

Dr. Juan José Penna

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.