Editoriales | 98 | aniversario | La Reforma

LA REFORMA arriba a sus 98 años: A 5' de los 100

Hoy LA REFORMA arriba a sus 98 años de historia.

Hoy es nuestro 98 aniversario, eso significa que en dos años más cumplimos un siglo de vida, somos casi tan viejos como nuestro General Pico, se puede decir que nos hemos criado junto con la ciudad, hemos visto y acompañado cada una de sus etapas, hemos estado presentes en todas sus vicisitudes, y hemos reflejado cada paso que ha dado y, cuando nos tocó empujar del carro a punta de letra, ahí estuvimos, meta tapa gritando a los cuatro vientos lo que se necesitaba y documentando el momento para la posteridad.

Hoy cumplimos 98 pirulos, estamos a 5 minutos de los 100 y se puede decir que en esta casi centuria, nos ha tocado casi todo, por eso mismo hemos aprendido el valor del proceso de adaptación permanente a los vaivenes de cada ciclo histórico. No es fácil, pero sin duda es necesario, adaptarse y transformarse para acompañar la mutabilidad de los tiempos, es condición para seguir viviendo, así de simple. La adaptación evolutiva y el recambio generacional, nos han mantenido a flote.

Nacimos de papel y seguimos siendo de papel, pero con una mudanza trascendental hacia la digitalidad. La conectividad es la norma de los tiempos que corren, una conectividad que además ha crecido y lo seguirá haciendo a ritmo de vértigo, una conectividad en la que el diálogo y la interacción con nuestros lectores, tiene un código y un lenguaje absolutamente diferente al que era nuestra habitualidad, pero que es de insoslayable preeminencia en el mundo de hoy. Por eso nos duplicamos, y además de sostener la unidireccionalidad del papel, sumamos la multidimensionalidad de la web y las redes.

Y como si todo esto no fuera un mundo en sí mismo, tuvimos que aprender también a trabajar y gestionar la emergencia provocada por esta pandemia mundial que hace más de un año no nos da tregua. Los medios de comunicación somos considerados esenciales en todo el planeta, y en líneas generales, asumimos el rol fundamental para atravesar esta terrible contingencia. En lo que a La Reforma respecta, hicimos el esfuerzo de especializarnos más en la temática sanitaria para poder aportarles un valor extra a ustedes, nuestros lectores, a través de la información, cuidando al extremo, no ser caldo de cultivo de noticias fuera de contexto, falsas o alarmistas y sin perder de vista nuestro papel de actores sociales.

Extremar el cuidado por lo que se dice y cómo se dice lo que se dice, en situaciones como las que vivimos, es fundamental. La responsabilidad frente a la comunidad se duplica, porque todo es más vulnerable en la emergencia, entonces, no causar pánico, no estigmatizar, no preocupar a la comunidad, implica tener la capacidad de retratar la situación y la crisis sanitaria sin oportunismo y sin falsos alarmismos. Y eso es lo que hemos procurado sostener en el marco de la pandemia desde nuestra decanía periodística de casi 100 años.

Si siempre fue importante para La Reforma militar la calidad de los contenidos y el rigor periodístico en lo que publicábamos, en esta instancia lo fue mucho más, esa responsabilidad se intensificó, porque el escenario de pandemia lo imponía, porque la delicada situación sanitaria lo ameritaba. Así que redoblamos esfuerzos para estar a la altura de las circunstancias, como lo hemos hecho siempre, como ha sido desde el 2 de junio de 1.923 en adelante.

Aquí estuvimos, aquí estamos y aquí estaremos, siempre primeros en la comunicación, siempre defendiendo a capa y espada el derecho a la información, a la diversidad de opiniones, al debate, a la libertad de expresión, siempre reafirmando nuestro compromiso con el periodismo de calidad. Aquí estuvimos, aquí estamos y aquí estaremos, con la misma convicción de siempre, con la misma responsabilidad y compromiso y con las mismas ganas de compartir con ustedes la realidad.

Esa ha sido y es nuestra impronta, nuestro sello, como nos enseñaron nuestros predecesores, como nos legaron los que pusieron la piedra fundacional de tanto río de tinta y tanta letra cotidiana. Aquí estamos, seguimos adelante a toda máquina rumbo a los 100, que están apenas a 5 minutos de esta, la parada 98 de nuestros años de periodismo.

Dejá tu comentario